Saltar al contenido
Cacharreros de la Web

El estrés de ser programador te puede estar volviendo loco.

estrés de ser programador

Ser un Desarrollador de Software o Programador, es hoy en día considerado uno de los mejores trabajos. Ser programador te da estabilidad y si eres muy bueno, y además emprendedor podrás lograr muchas cosas mejores. Pero al parecer todo no es bueno, El estrés de ser programador te puede estar volviendo loco.

Por suerte se sabe, cuales son las dos cosas que están volviendo locos a los programadores. Una de esas cosas es el “síndrome del impostor”. Y la otra es el síntoma del ‘Programador Real.

El síndrome del impostor, lo vive aquel programador que piensa y siente que todos los demás programadores, son más inteligentes, más talento y más habilidosos que él.

Además el estrés de ser programador, te genera un síntoma que te hace vivir con miedo de que la gente, descubra que tu como programador realmente está fingiendo cada habilidad.

Ya son muchos los programadores, que viven el estrés de ser programador y, confiesan sufrir el síndrome del impostor, esto de manera constante. Pero se vive con mucha frecuencia en hombres, y menos en mujeres.

El síndrome fue documentado por primera vez por los psicólogos Dr. Pauline Rose Clance y la Dra. Suzanne Imes como un problema particular para las mujeres exitosas.

Al parecer el síndrome del impostor se refleja con mucha frecuencia, y lo hace donde el trabajo es revisado por terceros. El campo más frecuente, es el desarrollo de software, particularmente software open-source.

Del síndrome del “impostor” al “Programador Real”

El síndrome del programador real, te envuelve en un círculo, haciéndote creer que ser buen programador, es pasar más tiempo picando código, y trabajar en un número creciente de proyectos.

Ser programador es todo un reto, ya que se espera que estos trabajen mucho tiempo, sin embargo hay una nueva idea, y es que lo están haciendo por su propia cuenta, por la pura alegría de codificar.

Se sabe que no es sencillo programar, y menos lo será si pasamos durante horas y horas en frente de un ordenador hasta secarnos los ojos.

Programar demasiado causa estrés y reduce la productividad

Parece que todo en exceso es malo. Los estudiantes de Stanford estudiaron cuánto tiempo una persona puede realmente pasar programando productivamente, y se dieron cuenta que lo programadores que pasaban más de 60 horas programando, tenían un código de baja calidad. Y los otros que pasaban 40 hora, su código era mejor.

Como consecuencia, hay algunas historias muy negativas del síndrome del Programador Real, el programador corporativo Kenneth Parker escribió un post en su blog, lo llamo “Conocí a un programador que fue completamente loco”

Comenta que uno de sus compañeros, se volvió loco después de trabajar tan duro programando, “llego a una completa depresión mental”.

En conclusión, creemos que la vida es impresionante cuando esta cosa llamada ‘trabajo’ se convierte, en otra manera de expresar las pasiones en su vida.