Saltar al contenido
Cacharreros de la Web

Niño programador de 10 años te enseña como ser innovador.

Antonio niño programador

Hoy en día Antonio es un niño programador, ya tiene 10 años y es un apasionado por el arte de programar. Sus cuatro pasiones principales son el ordenador, la programación, los videojuegos y el fútbol. Creo que pocos informáticos no la llevamos bien con el deporte en especial el fútbol. Sin embargo este servidor al igual que el pequeño Antonio es un apasionado por el balón pie.

Antonio es un niño programador de 10 años que te enseña cómo ser innovador. Con unos cables, un ordenador y mucha imaginación es capaz de crear cosas muy especiales. En su charla realizada en TEDxYouth@Valladolid este niño nos enseña que sin importar la edad que tengamos el factor importante para ser creativos es nunca dejar de soñar. Pues soñando podemos lograr muchas cosas, entre esas hacer que muchas personas se diviertan aprendiendo.

Según Antonio García Vicente, la curiosidad que tienen todos los niños le dio la oportunidad de no tenerle miedo a los ordenadores y le permitió convertirse en el creador de sus propios juegos. Además de eso se dio cuenta de que podía jugar y aprender haciendo lo que le apasiona.

La programación le permitió además experimentar, crear, compartir, entender y razonar como están hechas algunas cosas para luego saber utilizarlas. “Informática creativa” es el nombre correcto para lo que Antonio ha estado aprendiendo.

Para este genial niño programador, programar es como una obra de teatro. La comunidad que lo respalda como uno de los mejores niños programadores quizás tu la conozcas, su nombre es Scratch Es una comunidad para que grandes y pequeños aprendan a programar mientras se divierten.

Como cualquier gran programador, Antonio compartió su conocimiento con su amigos del colegio. Su primer juego fue sobre preguntas y respuestas de los huesos del cuerpo humano. Luego de enseñar este juego a sus compañeritos, quedaron encantados con la programación.

Antonio, el niño programador que tiene un club de programadores.

A sus 10 años, este niño programador ya tiene un club de programación, su nombre es el “El páramo de Villanubla” está conformado por 26 niños. Allí programan proyectos en equipo o individual y junto con la ayuda de sus maestros se divierten aprendiendo a programar.

Su segundo y muy divertido juego es un sistema solar con sensor de video. El objetivo es permitir que los niños de su colegio aprendan sobre los planetas del sistema solar jugando con su cabeza.

Antonio el niño programador, dice que compartiendo se siente más feliz, pues sus juegos no solo le sirven para que el aprenda y se divierta sino además para divertir a los demás.

Pero todo no termina aquí, los proyectos son muchos más. Y para visualizar la charla completa de este pequeño pero grande programadores, lo puedes hacer a continuación.